fbpx Saltar al contenido

Cascos AGV

casco vintage agv

Catálogo de cascos vintage agv

La marca AGV es un clásico y un estandarte en el desarrollo de cascos para motos y del mundo de las carreras. El emblemático Amisano Gino Valenza fundó la empresa que lleva sus siglas en 1947 y desde los comienzos destacó por una constante obsesión por la innovación en materiales que mejoraran la seguridad de los pilotos, llegando a presentar en 1954, una auténtica revolución como era el primer casco de fibra de vidrio, para en 1956 sacar el primer diseño de casco jet, gracias a su diseño innovador, la cabeza de los pilotos iría más envuelta y protegida que con los anteriores modelos con forma de medio huevo, todo un avance en seguridad.

En realidad la empresa comenzó en 1946 a fabricar asientos y sillines de cuero para motocicletas. No fue hasta 1947 cuando entró en el mercado de los cascos de moto. Comenzaron experimentando con diferentes técnicas para crear un casco eterno que no se parecía a ningún otro producido anteriormente. El desarrollo del casco fue único en su género, por lo que la popularidad de estos cascos creció rápidamente, principalmente en el mundo de las carreras. Debido a que los motociclistas querían un diseño más especializado e innovador.

La empresa se esforzó en buscar siempre algo mejor que lo que se había producido anteriormente, lo que les llevó a ser líderes en el desarrollo de los cascos de motocicleta que actualmente se alinean con las características y la calidad de clase mundial. Los cascos de AGV marcaron su historia en 1949 con el diseño y la producción del primer casco abierto con piel. Ninguna otra empresa había diseñado un casco de este tipo y pronto se convirtió en un movimiento concreto que fue duplicado por otras empresas.

En 1953 la compañía produjo su primer casco vulcanizado de fibra de vidrio.

El primer casco abierto totalmente de fibra de vidrio se fabricó un año más tarde y arrasó en todo el mundo gracias a la ligereza de su carcasa y al diseño que impresionó a todo el sector. Fue el desarrollo de ese primer casco totalmente de fibra de vidrio lo que llevó a la empresa a que le pidieran ayuda para construir un casco para el récord de velocidad de esquí alpino de 1 km. Con el éxito del casco de esquí, AGV transfirió estas habilidades al mercado de las motocicletas, que las implementó en el primer casco de fibra de vidrio con careta completa.

La marca AGV se ha anunciado a través del uso consistente de los cascos en el mundo de las carreras de motos. Ha confiado en estos cascos para proteger las cabezas de campeones mundiales de motociclismo como Barry Sheene, Giacomo Agostini y más recientemente Max Biaggi, Troy Corser y el legendario Valentino Rossi. Rossi ha llegado incluso a diseñar sus propios estilos únicos y extravagantes, que en ocasiones se producen para el mercado minorista como réplicas del original.

Los AGV han seguido siendo una característica tan destacada en la historia de los cascos de motocicleta debido al hecho de que continuamente fabrican productos adecuados para una variedad de propósitos, desde la conducción en carretera y en la ciudad hasta las carreras profesionales.